Otro crimen por ajuste de cuentas


TRUJILLO.- Una vez más El Porvenir se convirtió en escenario de un episodio de violencia extrema: en la cuadra 15 de la calle Zela, a tres cuadras del colegio José Carlos Mariátegui, dos sicarios asesinaron de 14 balazos a un conocido delincuente de la zona, en lo que la Policía ha calificado como un severo ajuste de cuentas entre bandas.

Las balas alcanzaron también a las dos personas que estaban con el maleante tomando cerveza. Una de ellas, un comerciante de 62 años (dueño de una bodega ubicada a una cuadra de la escena del crimen) murió cuando era llevada de emergencia al hospital Regional.

Este nuevo hecho sangriento ocurrió alrededor de las 6.30 p.m., cuando las víctimas se encontraban en la puerta del inmueble 1562, alrededor de una caja de cervezas. En eso aparecieron los homicidas. Eran dos y llegaron a bordo de una moto lineal, dispuestos a matar a Denis Melvin Rubio Rodríguez, de 28 años, mejor conocido entre sus compinches como ‘Camacho’.
Los sicarios le metieron en total 14 balazos a este hampón, dos de ellos en la cabeza. Al comerciante, identificado como Marco Antonio Tocto Sandoval, también le dieron, al parecer porque alcanzó a verles el rostro. Y al tercer sujeto que estaba con ellos, que era el dueño de la casa, apenas lo lesionaron. Se supo después que este individuo, de nombre Freddy (y conocido con el alias de ‘Orejón’) alcanzó a entrar en su vivienda al escuchar el primer disparo. Desde allí, parapetado entre sus mueble, jaló del gatillo de su arma, pero un proyectil le perforó una de las piernas y lo dejó fuera de combate.
Tras ejecutar a ‘Camacho’ y herir mortalmente al comerciante, los asesinos escaparon de la escena haciendo algunos disparos al aire.

‘Camacho’, ya muerto, quedó sobre la vereda, al pie de la puerta, en medio de la sangre que salía de los orificios en su cuerpo. Tocto Sandoval quedó a su lado, aún con signos vitales. A él lo llevaron de inmediato al Regional, pero murió en el camino. Los médicos se limitaron a certificar su deceso. De él se supo que no tenía antecedentes policiales. Su único error fue juntarse a tomar con su vecino, cuando este estaba en la mira de sus rivales.

VENGANZA
Los peritos de criminalística determinaron en número de balas que acabaron con la vida de ‘Camacho’: 14, la mayor parte de ellas entraron por su espalda, donde tiene cinco orificios.
Además tiene cuatro balazos en las piernas, uno en el pómulo, dos en el brazo derecho y uno más en el pecho.

La Policía aún investiga por qué lo aniquilaron de ese modo tan violento, aunque ya empezaron a tejerse algunas hipótesis. Una de ellas es la venganza entre bandas. Sucede que, tiempo atrás, estuvo implicado en el asesinato de otro delincuente, un menor de 16 años asesinado también a balazos.
Ese crimen ocurrió en noviembre del 2010, en la misma calle Zela. La víctima aquel entonces fue K. A. P. R.
A su corta edad, este menor era el sicario más joven de la banda ‘Los Pulpos’. Sin embargo, a pesar de su ferocidad, cayó a tiros. ‘Camacho’ fue acusado de ese asesinato, por ello, para evitar una represalia, decidió refugiarse hasta que las “agua se calmaran”.

Meses después, creyendo que su crimen ya había pasado al olvido, volvió a su antiguo barrio. Lo hizo la semana pasada. Apareció de pronto por esas calles, de lo más normal, pensando que ya nadie iba a reclamarle por lo que hizo.

Los primeros días no le pasó nada. Pero su presencia ya había sido advertida por sus rivales. Estos esperaron el momento indicado para cobrar venganza. Y el momento indicado llegó ayer.

Sobre las causas que tuvo ‘Camacho’ para matar al menor, se conoció que fue otra venganza. El adolescente asesinó en agosto a ‘Cabezón’, amigo de ‘Camacho’. Como vemos, es una cadena imparable de ajusticiamientos entre bandas rivales. Siguiendo esa lógica, es fácil deducir que los “amigos” de ‘Camacho’ encontrarán y asesinarán en los próximos días a quienes lo mataron.

De otro lado, se supo que el sujeto que sobrevivió a la matanza de ayer, el tal Freddy, escapó también de la escena. Los policías que llegaron a la escena acordonaron toda la cuadra para encontrarlo, pero no consiguieron ubicarlo. (Vespertino Satélite)
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada